martes, 3 de febrero de 2015

Joven hispana recibe reconocimiento por salvar a niño en el mar



STAMFORD.- Por salvar a un niño de ahogamiento en la Cummings Beach de esta ciudad, la joven hispana Brenda Morataya fue homenajeada en el 16th annual Community Heroes Breakfast de la Cruz Roja Americana, en un evento celebrado en el Stamford Marriott Hotel.
Morataya recibió el Water Safety Award, además de dos proclamas de reconocimiento de parte del gobernador Dannel Malloy y el senador federal, Richard Blumenthal.
Además de la joven hispana, la Cruz Roja Americana homenajeó a otras personas y organizaciones que han tenido la oportunidad de salvar una vida o han hecho la diferencia en sus comunidades.
La joven hispana declaró que “me siento orgullosa de haber recibido este reconocimiento, para mí es algo muy grande, porque en el momento en que estaba salvándole la vida al niño, no pensé que estaba haciendo algo grande, pero todos mis amigos me dijeron que había hecho un buen trabajo y me siento feliz por eso. Todos mis compañeros también merecen un reconocimiento”.


Morataya, de padre guatemalteco y madre salvadoreña, relató a este semanario que al principio de ese día ella no se encontraba en la Cummings Beach, sino en la West Beach, pero la llamaron para cubrir a otro socorrista. Recordó que no andaba con su traje de baño sino con ropa normal.
Cuando faltaban 15 minutos para cumplir su horario, echó un vistazo a todos los veraneantes y de repente vio a dos hermanos, uno de ellos nadaba con normalidad pero el otro daba manotadas en el mar en una zona profunda. 
Según Morataya, el niño en pocos segundos se encontraba bajo el agua y sin pensarlo dos veces nadó hacia donde se encontraba.
La joven hispana comentó que el niño estaba desorientado debido a la cantidad de agua que había tragado a pesar de que el nivel del agua le daba al pecho. “Como pude lo logré sacarlo del mar, lo puse en mis brazos y lo llevé a un lugar seguro en la arena. Mis compañeros socorristas, Richard Glass, de 19 años y Leann Moy, de 20, me ayudaron en el rescate”, relató la hispana. 

 
Ya en un sitio seguro, el niño estaba vomitando lo que parecía ser sangre junto con agua, tenía dificultades para respirar y estaba desorientado cuando fue llevado a la orilla de la playa, agregó Morataya.
Para que recibiera atención inmediata, uno de los socorristas llamó a la policía y el adolescente fue trasladado de urgencia al Hospital de Stamford, donde se recuperó satisfactoriamente.
Morataya, quien tiene cuatro años de ser socorrista, brinda clases de natación en Chelsea Piers.
“Me encanta nadar desde pequeña. Lo hago desde que tenía dos años. Mi mamá vio un anuncio en un periódico de que necesitaban salvavidas, me gustó y ya tengo cuatro años de ser socorrista”, declaró la joven, quien es estudiante de la Universidad de Connecticut (UConn) en Stamford.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin