viernes, 16 de enero de 2015

La tortilla y su rey Erasmo Ponce


Por Guadalupe Ramos

BROOKLYN, NY.- Rellenas de queso se llaman quesadillas, de carne, tacos; con pollo y bañadas con salsa, enchiladas. Son las tortillas, redondas masas de maíz de diferentes tamaños que existen en México desde antes que se llamara como tal.
En el país azteca, la tortilla es un alimento básico que durante años desplazó al pan por su bajo precio pero también por su sabor.
Llamadas “calientitas, gordas o redondas”, nutritivas y baratas, las tortillas son un básico en el menú en casi todos los hogares en los dos lados de la frontera; la come desde el más pobre o el más rico y siempre están en la mesa acompañando a una carne asada, a un caldo de pollo o a unos huevos rancheros.
La tortilla también es parte de la dieta de los astronautas, que la prefieren frente al pan tostado porque no deja migajas, las cuales flotan en el interior de la nave.
Las tortillas se pueden preparar en tacos, totopos, tostadas, enchiladas, enfrijoladas, entomatadas, quesadillas, chalupas, flautas, burritos, sincronizadas, chilaquiles y sopa, entre algunas variedades.
Las tortillas acompañan a todas las comidas tradicionales de México, y fuera del país azteca son bien conocidas y su consumo subió como la espuma en la última década.
Es por ello que el empresario Erasmo Ponce, conocido como el rey de la tortilla, distribuye 1 millón de tortillas diarias al procesar más de 50,000 libras de harina.

Erasmo Ponce

Cuando Erasmo Ponce era niño se divertía, pero dice que no tenía sueños. Sus sueños fueron de adulto, cuando dijo: “quiero hacer algo que valga la pena”.
Recuerda que tenía un molino de nixtamal, iba a trabajar con su hermano, y hacía la masa. “Es lo que quizá se me quedó”. 


En ese tiempo veía a la gente en las obras de construcción, y decía que sería él quien construyera esas obras, y no trabajar de albañil,  ¨era un sueño¨.
El oriundo de Chinantla, Puebla, iba al campo y decía que no le gustaría la vida de campesino, mientras veía el sacrificio de la gente.
Siendo huérfano de padre se dedicó a estudiar, se fue al Distrito Federal  y egresó como arquitecto de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), profesión que ejerció en su natal país al que tuvo que dejar cuando con el presidente López Portillo la economía se vino abajo.
¨La industria de la construcción se vino abajo, yo era encargado de cálculo y cuantificación de acero y concreto. En ese tiempo me dediqué al magisterio, di clases en la secundaria 204 en Jalpa, Iztapalapa, a donde llegaba desde la colonia Popotla¨.
Desde hace 23 años tiene su empresa en Brooklyn, en donde produce más de 1 millón de tortillas, aunque comenta que depende de la oferta y la demanda.
Desde hace ocho años comenzó a diversificarse haciendo tostadas y salsas.
Tortillería Chinantla cubre muchos estados de la Unión Americana, dice Ponce, quien agrega que alguna ocasión Manuel Alejandro le pidió que le mandara el producto a España.


Conocido como "El Rey de la Tortilla", el mexicano dice que cuidar los controles de calidad y mantener el producto a la cabeza es el secreto que lo ha mantenido en el mercado.
Cuando comenzó hacía 30 ó 40 cajas, con 4 empleados, hoy son 30 trabajadores y la producción subió a 1 millón de tortillas al día.
La tortilla es un cereal del maíz, que junto al arroz y trigo alimentan al mundo, agrega Ponce, quien resalta que hay fábricas de tortilla chips en China, Australia, Indonesia y España.
¨En Estados Unidos antes la consumían sólo los mexicanos, ahora son miles de toneladas que se comen diario, siendo los tacos los más populares¨.
El rey de la tortilla dice que para este 2015 sus proyectos son crecimiento, innovación y seguir aportando a la comunidad y satisfacer sus necesidades.
El empresario dice que es completamente feliz, que su felicidad se la da su familia, su empresa, su trabajo, sus hijos, su esposa.
Se siente orgulloso de haber logrado lo que muchos sueñan lograr y no se atreven a hacer. 
Admira a Albert Einstein, y antes de dormir ve un programa cultural o lee, y piensa cómo poder desarrollar algo al siguiente día. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin