lunes, 1 de diciembre de 2014

Obreros Unidos de Yonkers piden tener su propio centro


Miembros y directivos de Obreros Unidos de Yonkers, en la clausura de uno de los talleres que ofrecen bajo el apoyo de Caridades Católicas.


 Por Guadalupe Ramos

YONKERS.- Janet Hernández, organizadora de Obreros Unidos de Yonkers, informó que están trabajando con el alcalde Mike Spano para lograr un centro para los trabajadores, ya que a su criterio ellos han colaborado mucho en la ciudad.
Hernández manifestó que el Alcalde les dio cita en diciembre, y esperan que los apoye para establecer un centro para los jornaleros, quienes por el momento son atendidos en las oficinas de Caridades Católicas, lugar donde más de 400 trabajadores reciben atención médica por 15 dólares, y 70 por limpieza dental y rayos x, entre otros servicios.
Precisó que más de 400 trabajadores se colocan en la parada en la esquina de la Yonkers Avenue, llamada “El Palito”, cifra que baja a 200 en verano porque muchos tienen su trabajo formal, pero los trabajadores comienzan a pararse desde la Central Avenue.
La Unión de Obreros Unidos tiene el apoyo de Caridades Católicas desde hace cuatro años, y por los últimos tres años es la organizadora.
“La misión es educar a los trabajadores de sus derechos y responsabilidades de empleo para prevenir la explotación y abusos en el sitio de trabajo”, expresó.
En declaraciones para EL SOL News, Hernández explicó que la directiva en Caridades Católicas está dividida en área de salud, laboral y educación.
A los jornaleros les ofrecen clases de inglés varios voluntarios de la organización en la Casa Juan Diego, que es de los padres Franciscanos, precisó la organizadora, quien dijo que también les dan cupones de alimentos.
Agregó que los trabajadores reciben talleres de Occupational Safety and Health Administration (OSHA), por espacio de 10 horas cada mes, de los cuales, 200 han obtenido su certificado con el apoyo de la Organización Vientos del Espíritu que envía  los entrenadores en español.
Con tres años como organizadora de los jornaleros, Hernández comentó que la necesidad más apremiante es el trabajo, más en época de invierno,  que el empleo disminuye por lo cual muchos buscan la opción de entrar a laborar en restaurantes, lavado de carros  o tiendas.
La organizadora dijo que esperan una mejor situación de trabajo paras los jornaleros porque hay muchos proyectos de construcción en Yonkers y una Unión hizo contacto con ellos para darles trabajo, “aunque no todos tienen papeles y por ahora calificaron tres”, indicó.
Comentó que han motivado y educado a los trabajadores para que obtengan su Individual Taxpayer Identification Number (ITIN), porque muchos pueden trabajar en áreas de construcción con ese número y están pagando impuestos.
Los miembros de Obreros Unidos de Yonkers desde hace tres años cuentan con un carnet de identificación que se obtuvo a través de Caridades Católicas y el Departamento de Policía, el cual tiene foto y datos personales.
“Les damos como un pasaporte azul, le ponemos su librito de sus horas de trabajo, y teléfonos de emergencia, allí está el nombre del patrón, número de placa y horas trabajadas. No hay lista y cada quien espera a algún empleador”, explicó Hernandez.
Agregó que la identificación sirve también para cambiar su cheque en el cashier y el banco Chase la acepta junto con un pasaporte para abrir una cuenta bancaria. Añadió que tienen contacto con las organizaciones locales, y han trabajado con los jardines comunitarios de la Ciudad.  Cuando ocurrió el huracán Sandy los Obreros Unidos de Yonkers ayudaron en la reconstrucción de la zona afectada.
Los jornaleros se reúnen en la Casa Juan Diego una vez al mes, y los martes, jueves y sábados pueden ir a tomar café, almorzar y a estar protegidos del clima. La organización también ofrece clases de costura y tejido a las esposas de los jornaleros, en la iglesia San Peter.
“Alrededor de unos 80 trabajadores tienen su familia en la Ciudad, y las esposas tienen de tres y cuatro niños, y es difícil trabajar, y se decidimos ver cómo podían aprender algo para venderlo en su propia casa”, precisó. 
Recordó que el año pasado hicieron bufandas con la etiqueta made in Obreros Unidos de Yonkers, y dijo que hay una posibilidad de hacer algo con otra organización  para decidir qué producto se puede hacer  y lograr el mercadeo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin