viernes, 14 de noviembre de 2014

Piden a Departamento de Seguridad Nacional detener deportaciones de trabajadores




NEW HAVEN.- El inmigrante José Luis Piscil, se sumó a cinco trabajadores de todo el país y a varias organizaciones como la Red Nacional de Jornaleros (NDLON), para viajar a Washington y pedirle al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) que detenga las deportaciones y amplíe la acción diferida en la mayor medida posible conforme a la ley.
El presidente Barack Obama reconoció recientemente que se están deportando personas que no deben ser expulsadas del país.
En febrero de 2014, Piscil y los otros demandantes presentaron una petición oficial al DHS en virtud de la Administrative Procedure Act solicitando formalmente que el Departamento modifique sus políticas y con autoridad contribuya para una posible acción ejecutiva del presidente Obama.

Piscil y otros inmigrantes en proceso de deportación, así como los abogados que los representan de la Kathryn O. Greenberg Clinic en la Cardozo School of Law, realizaron un simulacro de juicio en frente a la oficina de la Immigration and Customs Enforcement (ICE) para exponer las violaciones de la agencia.
El presidente Obama prometió medidas para reformar las políticas de inmigración.
José Luis Piscil, un trabajador de una fábrica que ha vivido en New Haven durante casi una década con su pareja y sus hijos, ciudadanos de los Estados Unidos, explicó que “el ICE ha rechazado mi solicitud de discreción procesal en dos ocasiones, a pesar de que no tengo antecedentes penales y fui arrestado por cargos menores que posteriormente fueron desestimados. Necesitamos acción y menos palabras del presidente Obama”.
Aníbal Fuentes, un jornalero de Chicago, detenido en la tercera redada del ICE en su edificio de apartamentos, relató que “los agentes del ICE vestidos como policías me detuvieron delante de mi hijo en mi casa y todavía estoy viviendo esa pesadilla. Me emociona que el presidente Obama finalmente reconozca que el enfoque de su administración en materia de inmigración ha sido un error. Estamos pidiendo que sus agencias implementen su promesa y que la acción ejecutiva se lleve a cabo lo antes posible”
Aya Tasaki de la Kathryn O. Greenberg Immigration Justice Clinic en la Cardozo School of Law, añadió que “el Departamento de Seguridad Nacional está obligado por ley a responder a la petición de reglamentación presentada en febrero pasado. Siguiendo el precedente legal e histórico, el DHS tiene todas las oportunidades para poner fin a las violaciones tan bien documentadas en la práctica de la aplicación actual y proporcionar un alivio para aquellos que continúan siendo víctimas de ella”.
Jessica Karp Bansal, abogada de la Red Nacional de Jornaleros (NDLON), concluyó que “hemos respondido a la pregunta que si el Presidente tiene la autoridad para otorgar el alivio a los inmigrantes y si hay un imperativo moral para actuar de inmediato, la respuesta a ambas interrogantes es sí. La pregunta que queda ahora es saber cuántos inmigrantes más serán deportados antes de que Obama haga algo. Esta petición busca una respuesta inmediata”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin