viernes, 21 de noviembre de 2014

Más de 40 mil niños atrapados en escuelas que ofrecen pocas oportunidades educativas




NEW HAVEN.- La Connecticut Coalition for Achievement Now (ConnCAN), reveló una crisis de la educación que está atrapando a más de 40 mil estudiantes en 63 escuelas del Estado que persistentemente han fracasado en ofrecer oportunidades educativas a los estudiantes, sobre todo, a los hispanos y afroamericanos.
De acuerdo con el informe, la mayoría de estas escuelas se concentran en cinco ciudades: Bridgeport, Hartford, New Britain, New Haven y Waterbury.
En promedio, el 87 por ciento de los estudiantes de estas escuelas son afroamericanos o hispanos, mientras que el 90 por ciento de los niños provienen de hogares de bajos ingresos.
“Todos los niños en Connecticut merece una educación pública de alta calidad. Sin embargo, nuestro análisis muestra un fracaso persistente para proporcionar las oportunidades educativas a nuestros estudiantes más vulnerables”, manifestó la directora ejecutiva de ConnCAN, Jennifer Alexander.
“Muchas escuelas en el Estado están produciendo grandes resultados para los niños, especialmente para los estudiantes de raza negra y los que viven en la pobreza, pero muchos estudiantes permanecen atrapados en las escuelas que no presentan alternativas viables. Esto es injusto e inaceptable. Es muy importante que nuestros líderes estatales continúen y aceleren el progreso que se ha hecho en los últimos cuatro años. Necesitamos tomar medidas audaces para que todos los niños tengan la oportunidad del éxito a lo largo de su vida”, agregó.
Según Alexander, mientras el informe destaca las escuelas exitosas en todo el Estado, también llama la atención la fuerte demanda de las familia para colocar a los niños en escuelas de calidad, incluyendo las 4 mil familias en la lista de espera en las escuelas charter y el proceso excesivo de solicitudes de plazas en las escuelas magnet, ilustrados por los 20 mil estudiantes que aplicaron para las 5 mil plazas en las escuelas de Hartford este año.
Estas cifras reflejan el fracaso crónico y persistente en las escuelas de más bajo rendimiento en Connecticut y la falta de alternativas de calidad disponibles para las familias que lo necesitan, señaló Alexander.
El informe también pone de relieve los inmensos costos de esta crisis. De acuerdo con el estudio, los 8 mil estudiantes que abandonan la escuela cada año se traducirán en 4 billones de dólares en ingresos estatales perdidos durante su vida, y decenas de millones de dólares que fluirán en las prisiones estatales en lugar de sumar a la economía del Estado cada año.
ConnCAN afirmó que este es un problema que tiene solución y requiere que los líderes de Connecticut mejoren las políticas actuales que limitan la capacidad de los educadores de satisfacer las necesidades de los estudiantes y evitan que los padres matriculen a sus hijos en las escuelas de mayor rendimiento.
El informe se basa en un análisis de datos que se reunieron para el ConnCAN’s Report Card Project. 
Para obtener más información sobre la ConnCAN Boletas pueden visitar la página web conncan.org.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin