viernes, 21 de noviembre de 2014

Gobernador da el “ok” para mejorar ley que limita cooperación con autoridades de inmigración



NEW HAVEN.- Defensores de la reforma migratoria celebraron la decisión del gobernador Dannel Malloy para mejorar la Transparency And Responsibility Using State Tools (TRUST Act), que consiste en un cambio a la política del Departamento de Correcciones de Connecticut que reducirá  la cooperación con el Immigration and Customs Enforcement  (ICE).
Según un memorándum emitido el 17 de noviembre pasado, el Departamento de Correcciones de Connecticut ya no cumplirá con ninguna solicitud de detención del ICE bajo la ley de ‘Comunidades Seguras, excepto en casos de individuos que hayan sido condenado por delitos violentos.
La historia del inmigrante Esvin Lima, de 21 años, de Norwalk, condujo a la organización Unidad Latina en Acción (ULA) y otros defensores de los inmigrantes a solicitar un cambio de cómo el Departamento de Correcciones de Connecticut interpreta la TRUST Act.
Según los defensores de los inmigrantes, esta victoria es producto de una larga lucha larga realizada por los indocumentados quienes han perdido el miedo, han alzado la voz, y han reclamado la libertad de inmigrantes como José Maria Islas, Esvin Lima, y otros hispanos víctimas del racismo y la violencia del sistema migratorio.
La Trust Act es una ley estatal aprobada en 2013 que detalla las circunstancias en que el Estado cooperará con las autoridades de inmigración.


Los defensores de los inmigrantes se han reunido con el Gobernador y su personal desde agosto pasado, instando al Departamento de Correcciones revisar su política.
Antes del anuncio, el Departamento de Correcciones de Connecticut honraba la orden de detención del ICE sobre un inmigrante si la persona tenía una orden de deportación previa.
Este fue el caso de Lima, que fue arrestado por un cargo de delito menor en la primavera pasada. Sus abogados manifestaron que el inmigrante no pagó la fianza, porque el Departamento de Correcciones hubiera informado al ICE una vez que saliera de prisión, y ellos lo hubiesen detenido durante un período corto de tiempo para después deportarlo.
En una carta al ICE, el 17 de noviembre, el comisionado interino del Departamento de Correcciones Scott Semple informó a la agencia federal que la política del Departamento sobre las detenciones de inmigración será modificada bajo la reciente aprobación del Gobernador.
 "En virtud de la política revisada, el Departamento de Correcciones ya no cumplirá las solicitudes de apropiación del ICE bajo la ley de ‘Comunidades Seguras’, excepto en casos de personas que hayan sido condenado por delitos violentos".
En respuesta al memorandum del Departamento de Correcciones de Connecticut varias organizaciones se unieron el jueves pasado frente a la corte federal de New Haven para aplaudir la decisión del gobernador Malloy e instar al presidente Barack Obama a seguir el ejemplo de estados como Connecticut.


“Los legisladores de Connecticut están de acuerdo, las deportaciones están destrozando el tejido de nuestra sociedad, que nos hacen sentir inseguros", manifestó John Jairo Lugo de la organización Unidad Latina en Acción (ULA).
"Este memorándum mejorará la TRUST Act. Las personas que son víctimas de las políticas injustas ahora serán protegidos al reducirse la cooperación con el ICE. Esvin Lima fue detenido por represalias al reportar a un propietario abusivo con los funcionarios de la ciudad de Norwalk", indicó Lugo.
Agregó que “ahora es el turno del presidente Obama para actuar. Pedimos que frene los abusos del ICE, que termine el programa “Comunidades Seguras” y proporcione alivio de deportación en la medida permitida por la ley, por lo menos a los aproximadamente 7 millones de inmigrantes que calificarían para la reforma migratoria, estancada en el Congreso”.
En la manifestación participaron la estudiante de secundaria Suidy Jiménez, cuya madre fue deportada, además de José Luis Piscil, un padre en proceso de deportación, que demandó al Departamento de Seguridad Nacional la semana pasada tratando de detener las millones de deportaciones. 
También participaron Alejandro González, un residente indocumentado de Meriden que fue arrestado durante una protesta en el Centro de Detención de Suffolk en Boston y José María Islas, cuya detención ha inspirado innumerables protestas, incluyendo una desobediencia civil en la oficina del ICE en Hartford y cuya familia convenció al gobernador Malloy para firmar la TRUST Act.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin