viernes, 17 de octubre de 2014

Recomiendan programa integral para combatir obesidad infantil

       
      
Por Guadalupe Ramos

STAMFORD.-  “Con el fin de resolver el problema de la obesidad infantil, es necesario un programa integral, sin medicina, basado en la nutrición, ejercicio y modificación de los hábitos en los infantes pero también en los padres”, manifestó la doctora Madhu Mathur, especialista en obesidad.
La profesional explicó que existen niños de 8 años que son pre diabéticos, y la enfermedad está afectando cada vez más, principalmente a los hispanos.
La pediatra destacó la importancia de tratar la obesidad infantil porque los menores que la padecen han sufrido de bullying o intimidación escolar, provocándoles depresión y tristeza.
Mathur fue fundadora en 2006 del programa Kids Fitness & Nutrition Services (KIDS´FANS), para niños y niñas entre 6 y 14 años en el Tully Center, cuyo propósito es la promoción, prevención, educación, intervención, investigación y el tratamiento de la obesidad infantil.
La doctora, que también es miembro del Departamento de Pediatría del Hospital de Stamford, expuso que el reto es que los niños aprendan la información y que los padres se involucren para que puedan cambiar los hábitos en la casa.
“Mi misión es ayudar a los niños a sanar de una manera natural”, indicó la profesional.
En entrevista con EL SOL News, la especialista explicó que desde mayo comenzó un programa parecido al KIDS´FANS en su Lifestyle Medicine Center donde atiende actualmente a 280 pacientes de 2 a 25 años, que reciben un tratamiento integral de nutrición, ejercicio y grupo de soporte, y en noviembre comenzará la clase de cocina saludable.
El programa enseña a los niños desde 12 años cómo comer cuando sus padres no están en casa, a no comer viendo televisión, y a ingerir los alimentos con atención.
La especialista precisó que el 80 por ciento de sus pacientes son hispanos, muchos de ellos pre diabéticos y explicó que por la cultura de los padres, su comida, y el estar fuera de casa por sus trabajos ha provocado que los niños no hagan ejercicio, que estén en casa comiendo y mirando la televisión.
Reveló que entre el 80 y 90 por ciento de sus pacientes han mejorado, han aprendido a comer saludable, a controlar los riesgos de la obesidad y la diabetes, y han tomado conciencia del por qué tienen que dejar de comer, por ejemplo, chocolates.
Apuntó que con el tratamiento integral de una a dos semanas se ven los resultados positivos para los pacientes. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin