viernes, 17 de octubre de 2014

Protestan frente a correccional por detención de inmigrante


BRIDGEPORT.- Pese a que el presidente Barack Obama canceló el miércoles pasado su visita a Connecticut, un grupo de manifestantes de diferentes organizaciones se unieron para protestar por la detención del inmigrante Esvin Lima y exigieron a las autoridades estatales y federales que cumplan sus promesas y que no exista ni una deportación más.
La manifestación tuvo lugar frente a la Bridgeport Correctional Center, en la esquina entre la North y Madison Avenue.
Los protestantes con gritos como “No one more (ni una más)”, exigieron que Obama y el gobernador Dannel Malloy cumplan sus promesas en materia de inmigración y que cesen de inmediato las políticas discriminatorias.
Los manifestantes se mostraban molestos porque el Connecticut Department of Corrections (DOC) todavía está cumpliendo una solicitud de detención para el inmigrante Esvin Lima, que se encuentra detenido en la Bridgeport Correctional Center desde marzo de este año.


Lima, de 20 años, fue arrestado después que se quejó ante el Departamento de Salud de Norwalk sobre las violaciones del código de vivienda  y los supuestos abusos del propietario.
Según el grupo de apoyo, el propietario tomó represalias contra Lima por llamar a la policía y acusó falsamente al inmigrante de robar las herramientas de la casa.
Aunque el tribunal de Connecticut fijó una fianza baja para Lima porque el inmigrante no tiene antecedentes penales y se enfrenta a cargos menores, el Connecticut Department of Corrections honró una solicitud de detención del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE), para el inmigrante, ya que Lima fue deportado en 2012, cuando vino por primera vez a los Estados Unidos huyendo de la violencia en Guatemala.
“Las cárceles locales no tienen ninguna obligación de honrar peticiones del ICE, y sabemos que la seguridad pública mejora cuando la policía local es independiente de la aplicación de ICE", señaló a EL SOL News, John Jairo Lugo de la organización Unidad Latina en Acción.


"Hemos estado pidiendo al gobernador Malloy desde el 4 de agosto que use su criterio en este caso. La Trust Act sería un fracaso si no protege a Esvin Lima. Nadie debe ser expulsado por informar sobre las violaciones del código de vivienda inseguras”, expresó Lugo.
Los manifestantes afirman que los demócratas están tomando el voto latino por sentado, es decir, que piensan que es un hecho que recibirán el apoyo, sin embargo, denunciaron que las autoridades han apoyado un sistema de deportación discriminatorio que se dirige de manera desproporcionada a los latinos a través de perfiles raciales.
De los dos millones de personas deportadas bajo la administración del presidente Obama, el 96 por ciento son latinos, a pesar que los hispanos representan sólo el 53 por ciento de la población nacida en el extranjero, cuestionaron los manifestantes. 
“Estamos cansados ​​que pidan nuestros votos y luego no cumplan las promesas”, declaró Alejandro González del Ministerio de Hermandad (Fellowship Ministry), un grupo de inmigrantes basado en la fe en Meriden.


“Obama tiene la autoridad legal para frenar el comportamiento del ICE. Se comprometió a utilizar la acción ejecutiva para que las deportaciones volvieran más humanas. Él rompió su promesa. Necesitamos acciones, no retórica", precisó González.
La National Day Laborer Organizing Network recientemente presentó el informe “Destructive Delay”, que explica el impacto negativo de los inmigrantes ante la demora de la reforma migratoria de Obama en las comunidades en todo el país.
Connecticut es una de las comunidades que aparecen en el informe. El informe está disponible: www.notonemoredeportation.com/2014/10/08/destructive-delay/.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin