viernes, 26 de septiembre de 2014

Niño hispano recolecta alimentos para personas necesitadas



BRIDGEPORT.- El niño hispano Jeremy Rosa decidió ser anfitrión de su propia colecta de alimentos en 2012 y con el apoyo de sus familiares, amigos y vecinos en la comunidad, el pequeño recolectó un total de 997 kilos de alimentos. Dos años después el pequeño continúa con su campaña.
En reconocimiento a sus esfuerzos, el alcalde Bill Finch, la Junta Municipal y su presidente, Tom McCarthy, presentaron a Jeremy una proclamación por su aporte de ayuda a la comunidad.
En 2013, en la segunda campaña anual, Jeremy recogió más de 3 mil kilos de alimentos para donar al Connecticut Food Bank (Banco de Alimentos de Connecticut).
La tercera colecta anual de alimentos se celebró esta semana en la Blackham School, en 425 Thorme Street.


Estoy orgulloso de los esfuerzos de Jeremy Rosa, un niño de Bridgeport que está trabajando duro para mejorar las vidas de aquellos que son menos afortunados. Su campaña de alimentos sigue creciendo gracias en gran parte a la generosidad de nuestros residentes de Bridgeport que se unen para apoyar la misión de Jeremy”, expresó el alcalde Finch.
“Con sólo ocho años, Jeremy ha hecho algo excepcional. Estoy sumamente impresionado con su generosidad y ambición de ayudar. El pequeño es un excelente ejemplo para todos los residentes de Bridgeport, no sólo para nuestros jóvenes. Con trabajo duro y la colaboración, podemos unirnos para ayudar a los menos afortunados”, indicó la máxima autoridad de la Ciudad.
“Animo a todos para que sean capaces de hacer una donación, no importa que sea grande o pequeña, lo importante es ayudar a proporcionar alimentos nutritivos a las personas necesitadas", declaró la máxima autoridad de la Ciudad.
En 2012, Jeremy Rosa no sabía lo que era una colecta de alimentos, pero después motivado por su madre, Christina Correa, el niño comenzó su labor, que ha sido reconocida por las autoridades de la Ciudad.


Jeremy, en su primer año, anduvo en bicicleta por el barrio con un cartel pegado en la parte delantera con la información sobre su campaña de alimentos. También repartió volantes a sus amigos, familiares, vecinos y compañeros de clase. En sus tres años de realizar esta campaña ha recibido un gran apoyo de la comunidad, expresó el pequeño.
En su primer año, la colecta de alimentos duró 19 días e incluyó la ayuda de varios colaboradores.
La madre de Jeremy creó una página de Facebook que también ha jugado un papel importante para recibir el apoyo de todos los sectores.
"Cuando en el primer año todo había terminado, estábamos tan orgullosos de él, y él estaba orgulloso de sí mismo. Pensamos que era el final, y cuando la gente le preguntaba si nuevamente realizaría la recolección de alimentos, Jeremy no dudo dos veces en decir sí”, declaró Correa.
Para obtener más información sobre esta iniciativa, pueden visitar la página de Facebook de Jeremy en www.facebook.com/JeremysFoodDrive.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin