viernes, 25 de julio de 2014

Piden a Gobernador actuar de inmediato para alojar a niños inmigrantes


Fotos: Cortesía de Unidad Latina en Acción 

NEW HAVEN.- Decenas de manifestantes de todas las edades se unieron para pedirle al gobernador Dannel Malloy su ayuda para alojar a los niños inmigrantes que vinieron solos a los Estados Unidos.
Los manifestantes portaban pancartas con mensajes como "Not one more deportation” (Ni una deportación más).
Los manifestantes instaron a Malloy hacer algo para ayudar a los niños involucrados en la crisis actual de inmigración actual.
La administración Malloy recientemente negó una solicitud para albergar temporalmente a algunos de los niños indocumentados, procedentes de Centroamérica en la Southbury Training School, argumentando que las instalaciones no son las adecuadas para recibir a los menores.
Los funcionarios estatales consideran que las propiedades vacantes del Estado son inadecuadas para los niños por diversas razones, incluyendo el tamaño, el moho y asbestos, entre otros.
Kica Matos, directora de los Immigrant Rights and Racial Justice, Center for Community Change, expresó que los niños están huyendo de la violencia y el tráfico sexual y desean reunirse con sus seres queridos en los Estados Unidos.
"Queremos exigir que nuestro Gobernador haga lo correcto", gritó Matos en la manifestación.
Alok Bhatt, de la Connecticut Immigrant Rights Alliance (CIRA), que albergó la concentración frente al antiguo edificio del Gateway Community College, consideró la actual situación migratoria como una crisis humanitaria.
"Pedimos que se haga algo para reubicar a estos niños y asegurarse de que tengan comida y refugio. Necesitamos que el Gobernador continúe haciendo de Connecticut un  líder en la ayuda a los inmigrantes".
Los manifestantes pidieron que otras instalaciones estatales sean facilitadas para albergar a los menores, y que el Estado trabaje para elaborar un plan y ayudar a los niños necesitados.
Matos aplaudió a los líderes de las ciudades que han respondido en los últimos días y quieren ayudar.
Laurence Grotheer, portavoz de la alcaldesa de New Haven, Toni Harp, reveló que la funcionaria ha estado trabajando en colaboración con otros alcaldes de todo el Estado, con los proveedores de servicios sin fines de lucro y con la comunidad de fe para encontrar formas de ayudar a los refugiados.
Una de las posibilidades para alojarlos en New Haven es la antigua Armería en Goffe Street.

"Colectivamente, los alcaldes de estas ciudades esperan que tal vez puedan proporcionar asistencia a un máximo de mil de estos niños", indicó Grotheer.
En la manifestación, varios niños pequeños de Guatemala hablaron sobre sus experiencias y pidieron al gobierno que detenga las deportaciones.
John Lugo, de Unidad Latina en Acción, señaló que estos niños han sido testigos de la violencia y sólo quieren reunirse con sus familias y encontrar una vida mejor.
"Los políticos han estado jugando la política y no quieren correr el riesgo de las elecciones. Tenemos que hacer algo para alojar a estos pequeños. Estamos aquí en el antiguo edificio del Gateway Community College,  que tiene mucho espacio para albergar a los niños y es una buena opción. Malloy debe actuar ya”, precisó  Lugo.

Responde Malloy

El gobernador Dannel Malloy respondió a los cuestionamientos y declaró que “sigo trabajando en estrecha colaboración con el gobierno federal sobre este importante tema. Participé en una conferencia telefónica con la Casa Blanca y los secretarios de Seguridad Nacional, Salud y Servicios Humanos. Parece que se han hecho progresos sustanciales para disminuir la necesidad de vivienda para los niños inmigrantes durante períodos prolongados en ambientes institucionales a gran escala”.
Malloy agregó que “la instalación en Nogales actualmente cuenta con 22 casas para niños, albergando aproximadamente a mil. Gran parte de este trabajo se ha logrado mediante la aplicación de la medida apropiada de llevar a los niños lo antes posible con sus familiares, una posición que hemos defendido desde hace una semana”.
"El gobierno federal ha colocado más de 320 niños con sus familiares en Connecticut. Dirigí previamente a las agencias estatales para facilitar dichas colocaciones y trabajar con los funcionarios federales de manera apropiada si surgen necesidades adicionales o se deben hacer más solicitudes”, expresó la máxima autoridad del Estado.
“El trabajo incluiría la exploración del antiguo edificio del Gateway Community College, que pertenece y es controlada por la Junta de Regentes y no es una propiedad excedente del Estado, sin embargo, no creo que la detención prolongada de los menores es la política adecuada", finalizó Malloy. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin