jueves, 3 de julio de 2014

Cómo protegerse de las altas temperaturas


STAMFORD.- Con la llegada del verano y el calor a Connecticut, los expertos recomiendan a los residentes tomar las precauciones precisas, ante las condiciones extremas de temperaturas mayores a los 90 grados Fahrenheit.
Los residentes deben buscar sitios donde existan temperaturas frías, como los lugares cerrados con aire acondicionado, con el propósito de sentirse fresco y entre las recomendaciones las autoridades destacan conocer los síntomas de calor extremo en el cuerpo como la temperatura corporal mayor o igual a 105 grados Fahrenheit, la piel está caliente y seca con manchas rojas, confusión mental, pérdida del conocimiento y convulsiones.
Si la persona experimenta estos síntomas, debe llamar al 911 o visitar la sala de emergencias del hospital. 
Otra recomendación es mantener a la vista y al alcance el número telefónico del médico de su familia, debe estar legible claramente al lado del teléfono y de ser posible guardarlo en la agenda de un celular, con el propósito de tenerlo a la mano en una situación de emergencia.
Ante las altas temperaturas, es importante beber más líquidos, pero no aquellos que contengan alcohol, independientemente de su nivel de actividad. Es recomendable beber agua hasta que calme la sed.
En el caso de que a las personas, un médico le haya limitado la cantidad de líquido que puede beber o le ha recetado pastillas diuréticas, debe consultar cuánto debería beber durante el clima cálido.
 Es vital también no beber líquidos que contengan cafeína, alcohol o grandes cantidades de azúcar, porque hacen perder más líquido corporal. Además, es importante no tomar bebidas muy frías porque pueden causar calambres estomacales. 
Si la casa no tiene aire acondicionado, es aconsejable ir al cine, centro comercial, biblioteca pública, a la casa o apartamento de un amigo con aire acondicionado. Según los expertos, unas pocas horas en un ambiente refrigerado pueden ayudar al cuerpo a mantenerse más fresco cuando vuelva al calor.
En caso de que tenga que salir de su casa debe portar ropa ligera, de colores claros y holgada, además, no dejar a ninguna persona o mascota en un vehículo estacionado y cerrado.
Algunas personas corren más riesgo que otras por las altas temperaturas como los bebés y los niños pequeños, los adultos de 65 años o más, aquellos que padecen de una enfermedad mental y los que están físicamente enfermos, sobre todo del corazón o tienen presión arterial alta.

RECOMENDACIONES
• Visite a los adultos en situación de riesgo, al menos dos veces al día, y observe cuidadosamente si presentan síntomas de agotamiento por calor. Los bebés y los niños pequeños necesitan una frecuente vigilancia.
• Si tiene que estar afuera y el clima es de mucho calor, limite su actividad al aire libre. Es recomendable salir en horas de la mañana y la noche.
• Reduzca el ejercicio. Si usted tiene que hacer ejercicio, beba dos a cuatro vasos de líquidos fríos sin alcohol cada hora.
• Trate de descansar frecuentemente en la sombra (bajo un árbol o una instalación).
• Protéjase del sol llevando puesto un sombrero de ala ancha (también lo mantiene más fresco), y anteojos de sol.
• Aplíquese protector solar para evitar que su piel se afecte con los rayos ultravioletas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin