viernes, 11 de julio de 2014

Cómo estar seguros en la piscina y la playa


WHITE PLAINS.- El Ejecutivo del Condado, Robert Astorino y la doctora Sherlita Amler, comisionada del Departamento de Salud de Westchester brindaron varios consejos a las familias para mantenerse a salvo en las piscinas y las playas.
“Las piscinas y las playas del Condado están abiertas durante el verano y hemos trabajado arduamente para garantizar que la seguridad de nuestros residentes sea la prioridad”, manifestó Astorino, quien agregó que “nunca nade en áreas marcadas como cerradas y siempre es bueno recordarle a los niños que naden cerca de los salvavidas”.
Cuando se está en el agua refrescándose, es fácil tanto para los adultos como para los niños olvidar la necesidad de mantenerse hidratados y proteger su piel de los efectos del sol del verano.
“Asegúrese de que usted y su familia tomen mucha agua durante todo el día en la piscina o la playa para evitar el agotamiento por calor. Use un sombrero y lentes de sol, evite la exposición del mediodía y vuelva a aplicarse bloqueador solar por lo menos cada dos horas, especialmente después de nadar o sudar, para evitar las quemaduras”, recomendó Amler.
La comisionada aconsejó que “también es fundamental no dejar nunca a un bebé solo en el agua ni siquiera por un segundo, y no dejar a los niños desatendidos en una piscina ni en la playa”.
Agregó que “ningún tipo de flotador es sustituto para una supervisión cercana. No se debe nadir y al mismo tiempo tomar alcohol. Para evitar una tragedia, asegúrese de que los niños pequeños y los adolescentes sepan cómo entrar a las piscinas cerradas o a los lagos, y nadar sólo cuando y donde haya salvavidas o adultos observándolos sin ninguna otra distracción”
De acuerdo con la página web www.poolsafely.gov, el año pasado en los Estados Unidos, entre el Día de los Caídos y el Día del Trabajador, por lo menos 202 niños, entre 1 y 14 años, se ahogaron en una piscina.
En Nueva York hubo 11 incidentes de muerte por inmersión en 2013, haciéndolo el estado número 15 en esta lista. La muerte por inmersión es la causa principal de muerte no intencional entre los niños de edades entre 1 y 4 años y es la segunda causa principal de muerte en los menores, entre 5 y 14 años, se dio a conocer.
Los niños afroamericanos, con edades de entre 5 y 19 años, son seis veces más propensos a ahogarse en las piscinas que los niños blancos o hispanos de la misma edad, según los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (CDC).
Los datos del Centro de Natación Estadounidense (USA Swimming), indican que el 70 por ciento de los niños afroamericanos, el 60 por ciento de los niños hispanos, y el 40 por ciento de los niños blancos no saben nadar. Los menores que no saben nadar corren mayor riesgo de ahogarse.
Para más información sobre salud y la seguridad, pueden visitar la página web  www.westchestergov.com/healthy www.westchestergov.com.

CONSEJOS
·       Aprenda a nadar y enseñe a su hijo a nadar.
·       Nunca deje solo a un niño dentro o cerca del agua y siempre vigile a sus hijos en las cercanías de cualquier cuerpo de agua.
·       Designe a una persona que vigile y supervise a los niños en la piscina o en la playa. Esta persona no debe estar leyendo, enviando mensajes de texto, usando teléfonos inteligentes, o estar distraída de ninguna forma.
·       Aprenda a dar la resucitacion cardiopulmonar a los niños y adultos.
·       Mantenga alejados a los niños de los drenajes de las piscinas, tuberías y otras aberturas para evitar que queden atrapados.
·       Asegúrese de que la piscina que use tenga tapas en los drenajes que cumplan con los estándares de seguridad federales, y, si usted no lo sabe, pregunte a su proveedor del servicio de piscina si las tapas de los drenajes son seguras.
·       En la playa, nunca luche contra la corriente; nade en paralelo hacia la costa y en ángulo si se encuentra en una corriente de resaca (superficial). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin