viernes, 6 de junio de 2014

Con bailes y música piden reforma migratoria


STAMFORD.- Activistas de varias organizaciones, a favor de los inmigrantes, se unieron en el Columbus Park, para realizar una manifestación sorpresa llamada "Flash Mob" en apoyo a la reforma migratoria, con el fin de llamar la atención del público y mantener la lucha para que se den los cambios positivos en las leyes de inmigración.
Las organizaciones CRISOL-Acuarela, Arte y Cultura, Grupo Quetzal, Comité Cívico Ecuatoriano de Stamford, Latino Advocacy Foundation, el sindicato de trabajadores 32BJ SEIU y la Alianza de Líderes Mexico-Americanos de CT, realizaron el evento, con el apoyo de Neighbors Link Stamford, CT Students por a Dream (C4D), Padres de Estudiantes por un Sueño y el restaurante Curley Dinner, que colaboró con parte de la logística.
La idea de realizar el "Flash Mob" se da un año después de que el Senado de los Estados Unidos aprobó la reforma migratoria, sin embargo, la Cámara de Representantes aún sigue sin resolver los cambios en las leyes de inmigración.
Los manifestantes, en plena vía pública, decidieron cantar y bailar, e invitar a los transeúntes a participar en la coreografía dirigida por René Soto y Dori Catalán, con el fin de mantener viva la convocatoria de la reforma migratoria.


Pancartas con mensajes como "We Are One Community" (Somos una Sola Comunidad), "The Time is Now, It's About Human Rights and Dignity" (El Tiempo es Ahora, Esto es un Asunto de Derechos Humanos y Dignidad" y "Keep our Families Together" (Mantengamos Nuestras Familias Unidas", se podían leer en la manifestación.
Los organizadores explicaron que la actividad tuvo como fin mantener la lucha para que pase la reforma migratoria, antes de que finalice este año, para beneficiar a los casi 12 millones de indocumentados en los Estados Unidos y evitar que sigan viviendo en las sombras.
Los manifestantes compartieron sus historias y pidieron a la Cámara de Representantes someter a votación la reforma migratoria, al considerar que se ha perdido mucho tiempo y es necesario mantener a las familias unidas.
De acuerdo con las estimaciones del Pew Research cerca de 12 millones de personas indocumentadas viven en los Estados Unidos con un futuro incierto y el debate en la Cámara de Representantes sigue estancado. La lucha para la creación de un camino hacia la ciudadanía para aquellos que nunca han cometido delitos y las discusiones de la aplicación estricta de las políticas actuales de inmigración, continuará con otras actividades, declararon los organizadores.


Una de las manifestantes fue Miriam Sánchez, de República Dominicana, quien dijo que “hace tres meses deportaron a mi pareja Víctor Manuel Duarte a El Salvador sin que él haya cometido ningún delito. Se encontraba con el Temporary Protected Status (TPS), pero se negaron a renovárselo.
La protestante invitó a los presentes a no votar en las elecciones, sin embargo, los organizadores le hicieron saber que es importante que la comunidad latina se haga presente en las urnas a depositar su voto y hacer sentir su voz.
Según los organizadores, este es el comienzo de una época de activismo para muchos grupos, y más mitines se llevarán a cabo en la zona en las próximas semanas, además de una marcha en Washington en octubre próximo, donde se espera que un millón de voces se pronuncien en favor de la causa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin