martes, 6 de mayo de 2014

E-mail "anti inmigrante" causa polémica en nombramiento de Director de Operaciones

La Junta de Representantes de la Ciudad votó, el lunes pasado, a favor para confirmar en su cargo a Ernie Orgera

STAMFORD.- Con 24 votos a favor, 12 en contra y dos abstinencias, la Junta de Representantes de la Ciudad votó a favor para confirmar a Ernie Orgera como Director de Operaciones, el lunes pasado por la noche.
La Comisión de Nombramientos, la semana pasada, había votado en contra 3-4 del nombramiento de Orgera, sin embargo, la Junta de Representantes dio el visto bueno para que el funcionario siga en su cargo.
La elección del Director de Operaciones causó polémica en la comunidad hispana, ya que Orgera es acusado de enviar hace cuatro años un E-mail a sus amigos y compañeros con contenido supuestamente anti inmigrante y en contra de la reforma migratoria, donde cuestionó la inmigración ilegal a los Estados Unidos.
En el correo electrónico, Orgera presuntamente menciona que los inmigrantes vienen al país a buscar su propio beneficio y el de sus países. Muchos lo cuestionan porque consideran que el funcionario está generalizando sin saber lo real, se conoció.
El reporte detalló que el correo electrónico en cuestión fue remitido en 2010, pocos meses después de que Orgera fuera nombrado Director de Operaciones por el ex alcalde Michael Pavia.
Según el boletín, el correo electrónico parece haberse originado fuera del Ayuntamiento y se remitió a un gran grupo de receptores y reenviado a otras personas que incluyó Orgera.
El informe reveló que el 8 de junio de 2010, Orgera transmitió desde su cuenta de correo electrónico de la Ciudad un E-mail a 20 personas, entre ellas, tres empleados de la Ciudad: Doug Hoyt, Mike Skoumbros and Mickey Docimo, aunque Docimo desde entonces había salido de su posición. Orgera también remitió el correo electrónico a su cuenta personal.
El reporte detalló que en el correo electrónico  se observa una foto en blanco y negro de una familia de inmigrantes, tomada posiblemente hace unos cien años. El texto se refiere a un señor Luhan y una ley de inmigración. El mensaje reza: "Tal vez deberíamos recurrir a los libros de historia y señalar a las personas como el señor Luhan porqué el americano de hoy no está dispuesto a aceptar más a este nuevo tipo de inmigrante. Ya en 1900, cuando se produjo una oleada de todas las áreas de Europa para venir a los Estados Unidos, la gente tuvo que bajarse de un barco y estar de pie en una  larga línea en Nueva York y ser documentado".
Más abajo en el texto se puede leer que los inmigrantes de 1900 "hicieron una promesa de respetar las leyes y apoyar a su nuevo país, aprendieron el Inglés como una norma primaria en sus nuevos hogares estadounidenses y algunos incluso cambiaron sus nombres para integrarse en su nuevo hogar....Nada fue entregado a ellos, no había almuerzo gratis, no tenían ningún bienestar y no hay leyes laborales para protegerlos", según el reporte.
El mensaje alaba el patriotismo de los inmigrantes y sus descendientes que lucharon por los Estados Unidos durante la segunda Guerra Mundial. Las dos últimas fotos son a color y tomadas en los tiempos modernos. La primera muestra a un grupo de hombres latinoamericanos, uno mostrando el dedo (mala señal)  y otro quitar su pene de sus pantalones, según el informe.
La parte central de la polémica reza: "Y aquí estamos con un nuevo tipo de inmigrante que quiere los mismos derechos y privilegios. Sólo quieren lograrlo jugando con un conjunto diferente de reglas, una que incluye la tarjeta de ayuda social  y una garantía de fidelidad a su patria. Lo siento, eso no es lo que significa ser un americano del todo", se dio a conocer.
La foto final muestra dos banderas ondeando en un poste, una bandera mexicana en la parte superior y una bandera americana al revés en la parte inferior.
En resumen, el mensaje del correo electrónico afirma que los inmigrantes de hace un siglo eran buenos para los Estados Unidos y los inmigrantes latinos de hoy no lo son, explicó el comunicado.
Orgera reconoció que los E-mails sí fueron enviados de su cuenta y argumentó que les recordaba a sus abuelos, que vinieron a los Estados Unidos hace más o menos un siglo, y los remitió sin realmente leerlo.
Según a las reglas de la Ciudad, los empleados que reciben este tipo de material no solicitado están obligados a notificar al Director de Tecnología de la Información y a la Directora de Asuntos Legales de inmediato. Cualquier persona que viole la política está sujeta a la disciplina que podría incluir el despido.
La política tecnológica de Stamford prohíbe que los empleados puedan utilizar los sistemas de la Ciudad  para difundir información indecente, insinuaciones sexuales, chistes, acoso o amenazas proferidas, información, material o mensajes que pueden ser hostiles o ofensivo a las personas sobre la base de sexo, raza, religión, color, origen nacional, orientación sexual o discapacidad. Tampoco se puede enviar material indecente, vulgar, de acoso, de fraude, intimidatorio u otro asunto ilegal, detalló el boletín.
Se conoció que el funcionario ha sido cuestionado por su desempeño en el cargo, por el escándalo de los metales, por el mal manejo del "Incendio de Navidad", el 25 de diciembre de 2011, donde ordenó tumbar la casa, impidiendo que se hicieran las investigaciones y provocó un juicio en contra de la Ciudad, entre otras situaciones.
De acuerdo con el informe, Orgera comenzó a trabajar para la ciudad en 1970 como oficial de policía. Después de 20 años se trasladó a la Oficina de Operaciones, donde trabajó  en la división de autopistas hasta que el ex alcalde Michael Pavia lo designó como Director del Departamento en 2009.
Orgera ha sido director interino desde que el alcalde David Martin asumió el cargo en diciembre, y el alcalde recientemente lo nombró de forma permanente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin