viernes, 14 de marzo de 2014

Siete muertos y decenas de heridos deja explosión y derrumbe de dos edificios


Tres de las víctimas identificadas hasta ahora son hispanas. Fuga de gas pudo haber causado la explosión.

NUEVA YORK.- Siete personas muertas y más de 60 resultaron heridas, el miércoles pasado, producto de una explosión y derrumbe de dos edificios, de cinco pisos en el Este de Harlem, en esta ciudad.
Por el momento las autoridades han identificado a tres de las víctimas mortales, todos hispanos: Griselda Camacho, Carmen Tanco y Rosaura Hernández-Barrios.
La policía informó que al menos nueve personas siguen desaparecidas y que las lesiones de los heridos son consideradas como no fatales.
De acuerdo con el informe, la explosión ocurrió lugar a las 9.30 de la mañana en la calle 116 a la altura de Park Avenue. Uno de los edificios afectados tenía pendientes 60 denuncias de las autoridades por distintos motivos, según el senador estatal Adriano Espaillat.
Se informó que Con Edison, la compañía de servicios públicos de Nueva York, había sido llamada a la zona para comprobar una posible fuga de gas justo antes de la explosión alrededor de las 9:00 de la mañana.
Las autoridad sospechan que una fuga de gas puso haber causado la explosión y el derrumbe de ambas estructuras. “Durante varias semanas hemos estado oliendo a gas. En el momento de la explosión vimos a mucha gente volando por la ventana, fue un momento horrible”, declaró Ashley Rivera, de 21 años, vecina del lugar.
El reporte detalló que en el primer piso del edificio colapsado había una iglesia cristiana hispana y en los siguientes 39 unidades de vivienda.
Varios testigos, quienes presenciaron la escena, señalaron que el vecindario quedó lleno de vidrios quebrados de las ventanas de edificios y automóviles alrededor de la estructura.
Según las personas que se encontraban en el lugar, la explosión fue tan potente que hizo caer objetos de los estantes de las tiendas cercanas, dejando escombros varios metros alrededor de ambos edificios colapsados.
Las unidades de bomberos y rescatistas tuvieron una respuesta inmediata en el lugar, al igual que el escuadrón antibombas de la ciudad.
"Yo estaba en mi habitación cuando se produjo la explosión, sentí que se sacudió todo el edificio, temí por mi vida", aseguró Eoin Hayes, de 26 años, también residente del lugar, quien agregó que “se podían sentir las vibraciones que pasan a través del edificio. Corrí a la ventana y vi el fuego y el humo que subía intensamente y las sirenas empezaron a sonar”.
El boletín indicó que se movilizaron al área más de 130 bomberos, quienes acordonaron el área, para auxiliar a las personas heridas en el sitio.
El informe reveló que el viejo edificio, construido hace aproximadamente un siglo atrás, se encuentra localizado cerca de los rieles del tren de Metro-North que conducen a la Gran Central Terminal Central en Manhattan.
El servicio de Metro- North fue suspendido, a causa de los escombros de los edificios que cayeron sobre las vías del tren.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin