viernes, 7 de marzo de 2014

En su visita a CT: Obama pide a Congreso que apruebe aumento de salario mínimo


Fotos: Cortesía de Fanny Osorio, Gobernador Dannel Malloy y La Casa Blanca

HARTFORD.- Con el propósito de convencer al Congreso para que apruebe la iniciativa de aumentar el salario mínimo a 10.10 dólares por hora, el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama visitó Connecticut, para continuar con su campaña y buscar el incremento salarial para beneficiar, a su criterio, a las familias trabajadoras.
Obama expuso acerca de la iniciativa en la Universidad Estatal del Centro de Connecticut (CCSU), en New Britain, ante unas 3 mil personas. El mandatario estuvo acompañado por el gobernador Dannel Malloy de Connecticut; Deval Patrick, gobernador de Massachusetts; Lincoln Chafee, gobernador de Rhode Island y el gobernador de Vermont, Peter Shumlin, quienes apoyan su propuesta.


Obama en su intervención expresó que ninguna persona que trabaja a tiempo completo debería tener que criar a su familia en condiciones de pobreza, al considerar que eso viola el sentido básico de su esencia como ser humano. Indicó que por tal razón es el momento de darle a Estados Unidos un aumento de sueldo justo que se ajuste a los cambios económicos del país.
El mandatario al decir la frase: “Los estadounidenses que trabajan duro día tras día se merecen un pago decente", arrancó los aplausos entre los presentes.


Obama señaló que los miembros del Congreso tienen dos opciones claras, la primera es aumentar los sueldos de los trabajadores o dejar que se estanquen todavía más, e instó porque se elija la primera.
El primer ciudadano del país fue claro al precisar que desde hace más de un año está buscando que el Congreso aumente el salario mínimo. En la actualidad, el salario mínimo está en 7.25 dólares la hora, y seis estados, incluido Connecticut, han aprobado leyes que han favorecido a los trabajadores.


El mandatario pidió nuevamente a los líderes empresariales que incrementen por su cuenta los sueldos de sus trabajadores, porque "es una manera inteligente de aumentar la productividad y de inculcar lealtad.
Pese a que Obama es agresivo en su lucha para que se incremente el salario mínimo, un reciente informe de la Oficina Presupuestaria del Congreso (CBO, en inglés), una entidad independiente, sostiene que aumentar el salario mínimo a 10.10 dólares la hora a partir de 2016, reduciría el empleo en unos 500 mil puestos.


Para Obama, los únicos que se oponen al aumento del salario mínimo son los republicanos en el congreso en Washington.
Previo a su intervención en la Universidad Estatal del Centro de Connecticut (CCSU), los cuatro gobernadores demócratas y el secretario de Trabajo, Thomas Pérez, degustaron una comida en el Café Beauregard. Se conoció que el restaurante local paga a sus empleados por encima del salario mínimo.


La máxima autoridad del país firmó, el 12 de febrero pasado, un decreto para aumentar el salario mínimo a 10.10 dólares la hora para algunos empleados federales y así exhortar al Congreso a que siga el ejemplo y apruebe el incremento.
En caso que el Congreso no apruebe la medida, Obama prometió restaurar una economía que funcione para todos, él adoptará por decreto medidas unilaterales en los ámbitos donde sea posible, finalizó el comunicado.


OPINIONES
Jim Himes (Representante Federal de CT): “Nadie que trabaja a tiempo completo debería tener que vivir en la pobreza. Tenemos que aumentar el salario mínimo para proporcionar oportunidades reales a las familias trabajadoras. Después de la peor recesión, la recuperación económica todavía no ha hecho lo suficiente para la mayoría de las familias estadounidenses. Aumentar el salario mínimo tiene sentido económico. Varios estudios han demostrado que el aumento del salario mínimo aumenta la productividad del trabajador, reduce la rotación de personal  y no tiene ningún efecto significativo en la tasa de desempleo”.

Rosa de Lauro (Representante Federal de CT)."El salario mínimo federal es desde hace tiempo un aumento de sueldo. Su fracaso para mantener el ritmo de la inflación continúa afectando a nuestra economía y las familias trabajadoras han visto estancarse sus ingresos aún cuando los precios, sobre todo de gas, los alimentos, la universidad, a la atención de salud se han incrementado. Estoy orgullosa de que Connecticut ha estado liderando el camino, con un salario mínimo más alto que la mayoría de la nación. Pero nosotros, y el resto debemos hacer más. El aumento del salario mínimo a 10.10 dólares levantaría los salarios de unos 200 mil residentes de Connecticut".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin