viernes, 7 de marzo de 2014

Campaña de ayuda financiera para estudiantes indocumentados


Fotos: Cortesía de CT Students for a Dream

HARTFORD.- La organización CT Students for a Dream (PS4D), una organización estatal de estudiantes indocumentados, sus familias y aliados, buscan intensificar su lucha para ampliar la ayuda financiera institucional para los estudiantes indocumentados, a través de los colegios y las universidades públicas del Estado.
El grupo realizó esta semana la campaña #AffordtoDream, que consistió en distintos eventos para resaltar el problema de los alumnos inmigrantes y la asequibilidad de la universidad. La campaña culminó con una manifestación y una conferencia de prensa en la capital del Estado.
La campaña #AffordtoDream busca ampliar el acceso a la ayuda institucional en las universidades públicas de Connecticut para los estudiantes indocumentados. Los jóvenes podrían costearse la educación superior que sueñan. La propuesta haría que la universidad sea más asequible para los jóvenes inmigrantes y les permite continuar los estudios superiores, explicaron los promotores.
El cierre de la campaña se llevó a cabo en el Center for Latino Progress (Centro para el Progreso Latino), de esta ciudad.
Decenas de estudiantes inmigrantes indocumentados y sus aliados se reunieron para convocar y demandar a la Oficina de Educación Superior, la Junta de Regentes, y la Junta de Síndicos de la Universidad de Connecticut para permitir que los estudiantes indocumentados en las universidades públicas de Connecticut puedan acceder a la ayuda institucional, se dio a conocer.
Más de 50 alumnos, padres, líderes comunitarios y funcionarios electos se reunieron en la conferencia, mostrando una presencia fuerte y exigente para que la Oficina de Educación Superior tome medidas.
Los estudiantes indocumentados afectados, familias, líderes comunitarios y funcionarios hablaron sobre la necesidad y la urgencia de la ayuda institucional y compartieron sus historias personales, detalló el informe.


Tras la reunión, los líderes de CT Students for A Dream caminaron hacia la Oficina de la Junta de Regentes situada en la Woodland Street, y entregaron miles de firmas y más de un centenar de cartas de apoyo que exigen que la Oficina de Educación Superior, la Junta de Regentes, y la Junta de Síndicos tomen medidas ahora.
Hubo otros eventos a través de todo el Estado durante toda la semana, que condujeron a la manifestación en Harford el jueves pasado. Los estudiantes y los aliados celebraron campañas de peticiones en West Harford, Bridgeport, Stamford, Danbury, New Haven, y Norwalk.
La financiación institucional es basada en la necesidad económica y es financiada por los dólares de matrícula. Las normas vigentes establecen que un porcentaje de la matrícula que pagan los estudiantes debe ser utilizado como ayuda basada en necesidad de los estudiantes. Este dinero se distribuye en base al análisis de las necesidades de la FAFSA, que los estudiantes indocumentados no pueden completar ya que carecen de un número de seguro social, según el boletín.
Aunque los estudiantes inmigrantes indocumentados pagan este fondo de dinero con sus propios dólares de matrícula, no pueden acceder a la ayuda que necesitan, detalló el informe.
“La matrícula estatal me dio la esperanza de asistir a la universidad, pero esa esperanza rápidamente rompió cuando me di cuenta que todavía enfrentaba la barrera de asequibilidad universitaria. Me vi obligada a dejar de ir a la escuela durante un par de años con el fin de trabajar y ayudar a mi familia. La ayuda institucional no sólo me permite volver a la universidad, sino que me permite ser la primera persona en mi familia en graduarse de la universidad y llevar a cabo un paso más cerca de hacer realidad mis sueños”, manifestó Faye Phillip, una estudiante de Stamford.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin