viernes, 21 de marzo de 2014

Alerta por contaminación de uranio en aguas


STAMFORD. - El Departamento de Salud de esta ciudad confirmó que hay varios pozos contaminados con uranio, por lo que alerta a la comunidad a tomar precauciones y evitar beber de la llave o de pozos.
Según Anne Fountain, Directora de Salud y Servicios Sociales, de los 60 resultados de las pruebas recibidas por el Laboratorio del Departamento de Salud de Stamford, un total de 42 (70 por ciento), de los pozos dieron positivos de uranio y 16 (23 por ciento), estaban en o por encima de los niveles aceptables, de lo que la Agencia de Protección Ambiental (EPA), define como los niveles máximos de contaminantes.
A la luz de estos resultados, el Departamento está animando a los residentes a inscribirse y tener sus pozos protegidos contra la contaminación.
"La exposición al uranio puede tener efectos de salud potencialmente dañinos y estamos instando a todos a inscribirse y tener sus pozos debidamente examinados. La única manera de saber si usted tiene el uranio en el agua es que esté debidamente analizada en un laboratorio de pruebas certificado por el Estado”, explicó Fountain.
Después de conocer que otras comunidades descubrieron altos niveles de arsénico y uranio en los pozos locales, el Departamento de Salud y Servicios Sociales de Stamford amplió su programa de pruebas para analizar estos contaminantes, se informó.
El Departamento ha probado con la dieldrina, el clordano y los Compuestos Orgánicos Volátiles (VOC), para el análisis del agua, según el boletín.
Tras la noticia, la Ciudad actualizó su ordenanza local para asegurarse de que el Ayuntamiento seguirá utilizando la prueba de estos productos químicos en el futuro, se conoció.
La expansión del programa también fue apoyada por el Departamento de Salud Pública de Connecticut (DPH), agregó el reporte.
El alcalde David Martin animó a los residentes a utilizar este servicio, al afirmar que “es importante que los propietarios de casa pongan a prueba sus pozos para garantizar el agua potable. Este es un gran programa, e insto a los residentes a tomar ventaja de ello".
El arsénico y uranio son metales que se producen naturalmente en la roca madre en todo el mundo, según el Departamento de Salud Pública.
Cuando el agua subterránea entra en contacto con el lecho de la roca, los metales se pueden lixiviar (líquido resultante de un proceso de percolación de un fluido a través de un sólido), y contaminar los pozos privados, detalló el informe.
El DPH advierte que ambos metales se consideran tóxicos y pueden tener una variedad de efectos adversos para la salud si las personas están expuestas a niveles suficientemente altos y durante un largo período de tiempo.
Según el epidemiólogo Brian Toal del DPH, la toxicidad del uranio metálico se ha asociado con los efectos adversos sobre la función renal. "es importante señalar los riesgos para la salud del arsénico y uranio, ya que suelen ser crónicos a largo plazo, y pueden pasar desapercibidos durante muchos años", explicó.
Si se detecta el uranio en el agua, con concentraciones por encima del nivel de acción, entonces es necesario que se abstenga de beber y cocinar hasta que el agua sea tratada, indicaron los expertos.
El uranio se puede quitar con eficacia de su agua mediante el uso de un sistema de filtración. Hay dos tipos de sistemas recomendados: el de ósmosis inversa y sistemas de intercambio iónico, se dio a conocer.
Para inscribirse a la prueba de pozos, pueden llamar al 203-977-0816. El costo del análisis es de 100 dólares. Si usted tiene alguna pregunta acerca de las pruebas pueden llamar al Laboratorio del Departamento de Salud en Stamford al 203-977-4378 o visitar la página web de la Ciudad en el enlace www.stamfordct.gov/well-water-testing, finalizó el boletín. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin