viernes, 14 de febrero de 2014

“Queremos justicia, devuélvannos nuestros empleos”: protestan trabajadores hispanos


Un total de 11 empleados latinos del Acuario Marítimo de esta ciudad fueron despedidos y piden regresar a sus puestos de trabajo

NORWALK.- Varias organizaciones se unieron, el sábado pasado, para protestar por el despido de 11 trabajadores hispanos, quienes fueron cesados de sus empleos en el Acuario Marítimo de esta ciudad y buscan justicia para regresar a sus puestos de labor.
Cerca de 100 personas participaron en la manifestación, organizada por la Service Employees International Union (SEIU), local 32BJ, para pedir a los funcionarios del acuario restituir a los trabajadores latinos.


Los 11 trabajadores hispanos despedidos son: Erika Aguilera, quien tenía 14 años de trabajar en el Acuario Marítimo; Suyapa Laínez (12 años), María Luisa Alcantara (10), Inés Amaya (9) Lilibeth Aguilera (9), Francisco Jimenez (7), Karla Castillo (7), Nelson Acevedo (5), Cristian Zapata (4), Gerardo Pineda (3) y Bertha (3).


En diciembre, el Acuario Marítimo puso fin a su contrato de limpieza con la Premiere Maintenance, Inc., después de 18 años. La institución empleó ocho trabajadores de limpieza a tiempo parcial, a través de un contrato con Premiere Maintenance Inc., pero hace dos meses, la relación se disolvió cuando el acuario decidió utilizar los servicios de limpieza en casa, de acuerdo con Teresa Candori, vocera del sindicato.
“Los trabajadores que hasta hace poco trabajaban para el Acuario Marítimo de Norwalk, ahora, debido a las acciones del centro, no tienen un empleo y no podrán seguir ayudando a sus familias, queremos justicia para ellos", señaló Alberto Bernárdez, director asistente de la 32BJ.


“No sé lo que voy a hacer", expresó la hispana Erika Aguilera, madre de dos hijos, quien había trabajado en el Acuario durante 14 años. "Es muy difícil encontrar otro trabajo. No sé cómo voy a pagar mis cuentas, o llevar a mis hijos al médico si se enferman", lamentó.
Los trabajadores llevaron su caso ante el Consejo Común de Norwalk, el martes pasado, donde pidieron a los funcionarios estudiar la renovación del contrato de arrendamiento del Acuario Marítimo.


Además de los activistas, a la protesta asistieron varios funcionarios, entre ellos, el senador Bob Duff (D-Norwalk/Darien), los concejales Eloísa Meléndez y David Watts (Distrito A), el representante estatal, Bruce Morris (D- Norwalk); el ex concejal, Warren Peña, quien es presidente del South Norwalk Community Center (SONOCC), y el presidente del Distrito D, Vinny Mangiacopra.


El alcalde Harry Rilling, quien no estuvo en la manifestación, declaró que “tenemos que tratar de encontrar un camino para que podamos resolver este problema, Entiendo el por qué se tomaron ciertas decisiones, pero también tenemos a 11 residentes de Norwalk que trabajaban en el Acuario desde hace mucho tiempo y ya no tienen un empleo. Tenemos que ser comprensivos con sus necesidades también. Queremos sentarnos y ver si podemos llegar a alguna solución".


El senador Bob Duff precisó que “queremos asegurarnos de que las personas que trabajan en todos los lugares tengan trabajo con un salario digno, y que tengan la oportunidad de contar con beneficios para la salud”.
En respuesta a la protesta sindical, el Acuario Marítimo de Norwalk, en un comunicado argumentó que su decisión de no renovar el contrato con la empresa de limpieza era parte de un plan de reducción de costos, y que el Acuario no es responsable de los despidos.


"El costo del contrato de limpieza había aumentado aproximadamente un 54 por ciento en los últimos años", declaró el publicista del Acuario, Dave Sigworth, quien agregó que “no sabemos por qué el contratista despidió a sus trabajadores, en lugar de colocarlos en otros contratos”, comentó el funcionario.
Sigworth señaló que la institución sólo puede permitirse el lujo de contratar a trabajadores a tiempo parcial, porque el negocio es de temporada (mayor afluencia en verano que en invierno), y debe coincidir los costos con los ingresos.


“El Acuario es una organización no lucrativa, financiada en parte por el State Department of Economic and Community Development's Offices of Culture and Tourism. También recibe financiación de las corporaciones privadas, membresías y otros donantes públicos y privados”, explicó Sigworth
El funcionario subrayó que el Acuario se ve como una importante institución cultural en la ciudad y la región, con la responsabilidad de proporcionar el acceso a los programas educativos para todos los niños, incluidos los procedentes de entornos desfavorecidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin