viernes, 28 de febrero de 2014

Hispano se destaca haciendo arte decorativo


“Hay muchas cosas en las que los jóvenes podemos trabajar y no poner atención en las drogas”, manifestó Edwin Rodríguez, quien realiza trabajos artísticos con el vinilo

STAMFORD.- El joven hispano, Edwin Rodríguez, originario de San Salvador, El Salvador, destaca en el arte del vinilo, que consiste en la decoración de lugares u objetos, con una técnica creativa, directa y fácil de utilizar.
Rodríguez, quien vino a los Estados Unidos hace nueve años, declaró a EL SOL News que “descubrí el arte del vinilo en internet y siempre quise hacer algo así, a mí nadie me lo enseñó, luego empecé a ver tutoriales, le dije a mi esposa que iba a comprar la máquina para trabajar en el vinilo y comencé a hacer la creatividad con mis propios diseños”.
El latino, residente de Ansonia, Connecticut, quien se encuentra realizando un trabajo de decoración en la iglesia Bethania, de esta ciudad, manifestó que su primer trabajo lo comenzó a hacer en su casa, al hacer pequeñas cosas pequeñas para su hija, y “vi que se miraba bonito, y decidí trabajarlo más, de algo pequeño he logrado sobresalir”, expresó. 


Los vinilos decorativos son un recurso original e innovador para vestir paredes, pisos, ventanas, espejos, mobiliario, electrodomésticos e incluso son muy útiles a la hora de resaltar vidrieras o ambientar eventos de forma elegante y divertida.
Son productos autoadhesivos, de aplicación rápida y sencilla, explicó Rodríguez.
De acuerdo con el entrevistado, el trabajo de vinilo tarda unas tres horas solamente en la instalación. En la edición y preparación del material se puede tardar seis horas, ya que se debe cortar el material en la maquina, además ir al lugar donde se pondrá la decoración para medir las dimensiones.
Según Rodríguez, el material se compra en internet, y el vinilo, sirve para decorar todo, ya sea carros, vidrios, paredes, o para negocios, iglesias, entre otros lugares. 
“El arte del vinilo me llama la atención porque invierto tiempo y así le doy a conocer mi creatividad en la gente y para decirle a la juventud que hay muchas cosas en las cuales podemos trabajar y no poner atención en las drogas”, comentó.
Agregó que “yo vine a Estados Unidos sin la oportunidad de nada, uno como latino, se abre a las oportunidades, no sabía nada de inglés, no tenia computadora, pero poco a poco fui buscando cosas que me gustaban hasta que llegue hasta aquí, a hacer el arte del vinilo. Los hispanos somos capaces de muchas cosas si nos lo proponemos”.


Rodríguez añadió que el vinilo puede colocarse en cualquier superficie, ya sea en metal o plástico, pero varia la clase de material y dura tres años en exteriores, además se puede utilizar en la nieve o en las temperaturas calientes. Si se usa en el interior de una casa, puede durar muchos años.
“Hay mucha gente que trabaja en el vinilo, pero no todos lo hacen como arte, sino que solamente lo utilizan para colocar letras en los negocios, yo he decido trabajarlo en el arte para hacer algo diferente”, indicó.
El hispano manifestó que el costo del material para decorar una pared es de 30 dólares, pero lo que se cobra es el tiempo que se le dedica.
“Se necesita paciencia y mucha creatividad, sin embargo, al ver terminado el trabajo y al verlo bonito, uno siempre dice: valió la pena”, declaró.
Otra labor que realiza Rodríguez es hacer camisetas para empresas, iglesias, y otras organizaciones. “Cuando vi el vinilo me di cuenta que también se podía hacer arte y es bonito trabajar en esa actividad”, precisó Rodríguez.
“Yo hago camisetas desde hace un año y hace seis meses comencé a hacer arte con el vinilo. Yo hago toda clase de diseños, ya sea paisajes, animales, edificios, es la ventaja del vinilo”, expresó. 


El hispano se encuentra realizando un trabajo decorativo en la iglesia bethania. Reveló que en el primer salón, sólo en la instalación del vinilo, se tardó 10 horas.
“Una conocida que viene a la iglesia le contó a los pastores que yo hacia esta clase de trabajos, y los pastores me dijeron que deseaban hacer algo acá, que le diera ideas, ya que las paredes estaban vacías y yo diseñe la decoración”.
A futuro, Rodríguez tiene varios proyectos, en distintas iglesias, en Stamford y Bridgeport, y en diferentes lugares.
Rodríguez también trabaja en la decoración de azulejos. “Mi escuela ha sido la computadora, los videos y los tutoriales, no sé si habrá una escuela que te enseñe el arte del vinilo pero instó a la comunidad a aprenderlo o cualquier otro arte. Hay muchas áreas donde los jóvenes pueden destacar”. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin