viernes, 17 de enero de 2014

Organización busca ayuda financiera para estudiantes indocumentados


Foto: Cortesía de Stamford Advocate

STAMFORD.- La organización CT Students for a Dream, un grupo a nivel estatal que lucha por la reforma migratoria, sostuvo varias reuniones con los jóvenes de Connecticut para defender el acceso a la ayuda financiera para los estudiantes indocumentados, y poder cumplir sus sueños en la educación superior.
En la primera de varias reuniones que el grupo sostiene con los jóvenes, Lucas Codognolla, coordinador principal de CT Students for a Dream, explicó que hace tiempo comenzaron una campaña para que los estudiantes indocumentados pudieran pagar la matrícula estatal y tuvo éxito, pero algunos jóvenes todavía no han tenido el acceso a la ayuda financiera y buscan que ellos tengan la oportunidad de estudiar en la universidad.
El grupo espera que con esta campaña los jóvenes  se sientan inspirados a actuar.
Según la organización, el objetivo es contar con un máximo de 3 mil personas que participen en una campaña para fortalecer la propuesta.
En última instancia, el grupo espera conseguir ayuda de la junta de regentes de la Connecticut State University System y la Junta de Síndicos de la Universidad de Connecticut (UConn), para crear alguna forma de acceso a la ayuda institucional.
Codognolla agregó que los fondos podrían estar abiertos para ayudar a los inmigrantes a pagar la escuela.
“Cuando vas a la universidad, se paga la matrícula. Bajo las leyes de Connecticut, un porcentaje de la matrícula que se paga tiene que ir de nuevo a los estudiantes en forma de ayuda financiera y en eso se basa nuestra lucha”, declaró el joven.
Lamentó que se propuso un proyecto de ley durante la sesión legislativa del año pasado para llevar a cabo el plan de ayuda financiera para los estudiantes, pero finalmente no pasó.
Codognolla indicó que este dinero proviene de los estudiantes indocumentados, no del Estado ni del gobierno federal, por lo que al igual que los otros estudiantes que pagan la matrícula, los jóvenes indocumentados deben ser elegibles para conseguir la ayuda financiera y así pagar la universidad, señaló.
En Connecticut, los estudiantes que no son ciudadanos, pero que completan los cuatro años de secundaria en una institución de Connecticut, deberán pagar las tasas de matrícula estatal en vez de las out-of-state rates (tarifas fuera del Estado). Hay otras disposiciones, entre ellas, que el estudiante no haya cometido un delito grave.
El grupo CT Students for a Dream también se reunió en Bridgeport para abordar el mismo tema y estarán el sábado 18 de enero, en Danbury, en 2 Harmony Street a partir de las 2:00 de la tarde, para continuar con la lucha y conseguir la ayuda financiera para los estudiantes indocumentados.
La principal preocupación es que una gran cantidad de buenos estudiantes que han trabajado duro aún no son capaces de asistir a la universidad debido a que en la matrícula estatal está todavía fuera del alcance de sus familias, precisó Codognolla. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin