viernes, 24 de enero de 2014

Congresista invita a dreamer a discurso de Obama en Washington


STAMFORD.– Con el fin de consolidar una voz más fuerte y llamar la atención sobre la organización CT Students for a Dream, en su lucha por una reforma migratoria integral, el representante federal, Jim Himes (D-CT), invitó al joven de Connecticut, Lucas Codognolla, a participar en el State of the Union Address (Discurso del Estado de la Unión), de este año, en Washington DC.
 Todos los años, los miembros del Congreso invitan a una persona al State of the Union Address. Codognolla fue traído por sus padres a los Estados Unidos cuando era un niño.
El State of the Union Address es un evento anual en los Estados Unidos. El discurso consiste en un reporte que da el presidente de los Estados Unidos al Congreso sobre el estado del país.


Según se informó, el discurso es también usado para que el presidente presente sus propuestas legislativas para el año en curso. Siempre ha sido presentado en enero de cada año, y sólo en seis ocasiones se dio en febrero. Este año, se celebrará el martes 28 de enero.
De acuerdo con el congresista Himes, Codognolla fue seleccionado para ayudar a llamar la atención sobre el grupo CT Students for a Dream, con el fin de mantener el sueño de una reforma migratoria y el movimiento de equidad educativa, del cual el joven es líder.
Codognolla se graduó de la Westhill High School y recientemente de la Universidad de Connecticut (UConn).
En un evento celebrado en el centro comunitario Neighbors Link Stamford, Himes explicó que recientemente asistió a una reunión con Codognolla en Bridgeport, donde el joven discutió acerca del acceso a la educación superior para los estudiantes indocumentados.



Según el legislador, la reforma migratoria podría ser uno de los temas principales de cara a las elecciones del Congreso de este año, con las partes buscando cortejar el voto latino y al mismo tiempo tratando de responder a las preocupaciones de la seguridad fronteriza.
El parlamentario señaló que el Senado aprobó un proyecto de ley con 78 votos, proporcionando un camino hacia la ciudadanía para los trabajadores indocumentados y también otorga fondos para el aumento de la seguridad fronteriza, pero hasta ahora no se ha pedido una votación en la Cámara.
Indicó que en un año electoral, en el que los republicanos han manifestado su intención de acercarse a los latinos, tendría sentido votar para que se dé esta medida y legalizar a los más de 11 millones de indocumentados en el país.
Expresó el camino a la ciudadanía incluye multas y tarda 13 años, aunque para los estudiantes como Codognolla, podría haber un camino más viable y en menor tiempo hacia la ciudadanía.


Mientras se discute acerca de la reforma migratoria, millones de trabajadores indocumentados viven con el temor de ser deportados, lamentó Himes. “Lo que es particularmente preocupante es que la política de los Estados Unidos permite a los niños indocumentados permanecer en los Estados Unidos para asistir a la escuela y obtener puestos de trabajo, pero al mismo tiempo se da la deportación de sus padres”, señaló.
Codognolla tiene actualmente un trabajo, es un asistente legal de un abogado, y cuenta con una licencia de conducir gracias a la Acción Diferida. Esta política sostiene que los menores traídos al país, que asisten a las escuelas públicas, que no tienen problemas con la ley y cumplen con otros requisitos pueden tener la oportunidad de obtener licencias de conducir y permisos de trabajo para un máximo de dos años, con la posibilidad de renovación.


Para Codognolla, la Acción Diferida es una gran ayuda para los jóvenes, sin embargo, siempre se mantiene el riesgo de la deportación de los padres y es urgente una reforma migratoria integral.
Después del Discurso del Presidente, el joven tiene la esperanza de que la nación abrazará la reforma migratoria y proporcionará un mejor acceso a la educación para los jóvenes inmigrantes. El grupo CT Students for a Dream acaba de lanzar una campaña para conseguir el acceso a la ayuda estudiantil en las universidades estatales.
Además de la esperanza de que se apruebe la reforma migratoria para legalizar a los más de 11 millones de trabajadores indocumentados y sus familias que viven en los Estados Unidos, espera que el presidente Barack Obama pare la deportación de los inmigrantes. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin